TODO AQUEL QUE QUIERA CONTAR SUS EXPERIENCIAS EN LA SEMANA SANTA DE CUALQUIER PUNTO DE ESPAÑA, PUEDE ENVIAR UN ESCRITO AL CORREO nazarenos1949@hotmail.com y tendrá la oportunidad de ser publicado en este blog.

Os animo a comentar sobre los post publicados hasta la fecha tanto aqui en el blog como en el Facebook Sentimiento Morado. Un saludo

jueves, 21 de julio de 2011

SENTIMIENTO DE OTRO LUGAR

Padre Nuestro que estas en el cielo….

Así di comienzo el día en que cumplí uno de mis sueños. Eran las 6 de la tarde, me situaba en el convento de las Monicas de la calle doctor palomar de Zaragoza. En sus aledaños, la gente se agolpaba esperando la salida de nuestro padre Jesús de la Humildad y María del Dulce Nombre.

Yo, en el convento, con lagrimas en los ojos me postre delante del Señor, pidiéndole por los que están, por los que se fueron y por lo que vendrán. Junto con mis compañeros de la banda, nos situamos frente al templo, para esperar la salida.

No se oye un alma, la gente calla. Se abre la puerta. Al fondo, veo las velas, el paso baja, la mitad de los costaleros se colocan en las trabajaderas para sacarlo de rodillas ya que por sus dimensiones es imposible ponerse de pie… Un dos tres…un dos tres…esas son las palabras del contraguía. Cada tres un paso, cada paso un sentimiento, Jesús es arrestado para salvarnos, para vencer a la muerte.

El SEÑOR ESTA FUERA… a toque de corneta se marca la marcha real, la gente emocionada, no aparta la vista del Cristo. Por consiguiente, la primera levantada, que nos dará ánimos y fuerzas para el mejor de los paseos por la calles de Zaragoza. A mi Señor le sigue la banda, a la banda un penitente, al penitente María del Dulce nombre, con su palio, sus velas y flores, desde el momento que la vi, me cautivo su mirada, una mirada de tristeza y de dolor cual una madre ve a su hijo sufrir. Se que vela por nosotros, me lo demuestra.

A mitad de la calle doctor palomar, el paso baja, la banda calla… Una mujer sale de entre el público, se muestra delante del señor… en un tono humilde comienza una saeta. En ese mismo instante levantan a Jesús, lo bailan, entonces mis ojos sudan, mi corazón se acelera, me hacer volver a aquella época, siento lo que padeció Jesús dio la vida por mi, por ti… ¿algún otro hubiera hecho lo mismo?

Vamos recorriendo las calles de Zaragoza, con nuestras marchas y sentimientos…

Llegamos a la plaza de la Seo, donde una multitud de personas, aguardan lo que ahora va a comenzar, tocamos una nuestras mejores marchas, el Señor nos sigue, se encara hacia la puerta de la Seo y entra para realizar allí la estación de penitencia…vuelve a sonar la marcha real....ya estamos dentro, me acerco a el y le digo: Señor, solo nos queda la mitad, seguiré tus pasos con mis toques, tu desde ahí ayúdame, y a todos los que me rodean.

El día comienza a apagarse con las luces de la noche…el camino se hace duro, pero lo único que pienso es que lo hago por TI, quiero que sea el mejor de tus paseos.
Entorno a la media noche, volvemos a la calle Doctor Palomar a despedirnos de nuestros titulares. La gente parece que no se ha movido, todo sigue igual, esperan.
El cansancio envuelve mi cuerpo, pero mi alma sigue intacta, te llevo conmigo, te siento, se que te voy a guardar, pero no te voy a dejar. Los pasos entran mirando al público, se despiden…

Todo a acabado, con lágrimas en los ojos, nos abrazamos todos. Lo hemos conseguido. Entro de nuevo al templo,me santiguo y me arrodillo delante de Jesús y de su madre, les digo: Ya estáis otra vez en casa, estoy orgullosa de nuevo en llevar la cruz en mi pecho, yo me voy a Barbastro pero ya sabéis que los dos vendréis conmigo.
 



Gracias, se que veláis por mi y por la gente a la que quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario